La escuela no es un lugar seguro para menstruar

A través de diversas acciones e investigaciones hemos podido identificar que las escuelas no son espacios seguros para menstruar, las niñas se ven enfrentadas a múltiples situaciones que menguan su dignidad y confianza (bulliyng menstrual, falta de insumos para la gestión y condiciones sanitarias precarias, personal docente con poca información sobre la menstruación). Hemos podido comprobar que a través de las acciones educativas implementadas desde el proyecto Princesas Menstruantes logramos incidir de manera positiva en la comunidad académica y en las niñas.

Tenemos amplia experiencia realizando jornadas de educación menstrual en los ámbitos escolar y comunitario en diversos territorios de América latina, hemos investigando y escuchando las quejas de las chicas, experiencias que nos permiten advertir que la escuela no es un lugar seguro para menstruar. Habitualmente las instituciones educativas carecen de los medios necesarios para propiciar experiencias menstruales dignas. El tabú menstrual es misoginia. Miles de mujeres en el mundo han sido excluidas y oprimidas por el hecho de menstruar, una situación que imposibilita subsanar la brecha profunda en las desigualdades de género. Tras entrevistar a 250 niñas de la zona urbana en Medellín, Colombia el 46.2% dijo que habían faltado a la escuela por causa de la menstruación.

¡Apóyanos amadrinando un aula!

Proyecto: Aula de séptimo Institución Educativa Jesús María El Rosal

Objetivo: Realizar acompañamiento en educación menstrual en el aula de séptimo grado del colegio el Rosal. Población: 40 niñas de estratos 1, 2 y 3 estudiantes colegio público ubicado en sector vulnerable con altos indices de violencia. Maestra: Ana María Isaza Avendaño. Ubicación: Medellín Comuna 5 barrio Castilla Meta: $200.000 Fecha de ejecución: Miércoles 22 de julio

*Cada vez que se logré una meta se publicarán las acciones en nuestro espacio “Social y Comunitario”

PROYECTO FINALIZADO EXITOSAMENTE PULSE AQUÍ: https://youtu.be/WLuRmVJwhdg

Con su aporte podremos seguir sembrando educación menstrual, empoderamiento y autoconfianza en niñas de América Latina. Haga su donativo del valor que le sea posible.

….